Terapia en casa

Dosis de amor para los niños adoptados

Por Cristina María Flores González

Psicóloga y redactora de terapiaencasa.es

En numerosas ocasiones, escuchamos que la mayoría de los niños y niñas adoptados (e incluso los adultos) poseen dificultades a la hora de adquirir el lenguaje, que tienen problemas en las relaciones con los demás e incluso alteraciones a nivel emocional.

Es cierto que experiencias como el maltrato y el abandono pueden alterar zonas del cerebro que se encargan de procesar las emociones como el miedo, el placer o la tristeza, entre otras. Pero también, se ha comprobado que el amor y la comprensión por parte de la familia adoptante puede mejorar o modificar estos problemas mencionados.

¿Realmente es posible modificar estos problemas presentes en algunos niños adoptados?

Nuestro cerebro es como una plastilina a la que le vamos incorporando pequeños ladrillos de Lego. Estos ladrillos representarían las experiencias, las enseñanzas, los pensamientos… que tenemos a lo largo de nuestra vida.

Si la plastilina la compraste hace tiempo estará más dura y te costará más incrustar las piezas de Lego; pero si es nueva, no tendrás ningún problema e incluso podrás intercambiar dichas piezas.

Esta metáfora hace referencia al concepto de “plasticidad cerebral”, que viene a ser la capacidad que tiene nuestro cerebro de cambiar su estructura y funcionamiento para adaptarse al medio. Esta capacidad funciona mejor a edades tempranas.

Teniendo en cuenta este concepto, los cuidados por parte de las familias adoptantes pueden modificar los pensamientos y experiencias que repercuten negativamente sobre estos menores. Esta modificación es más sencilla antes de los 3 años debido a la gran capacidad que tiene el cerebro para modificarse. A partir de esta edad, es necesario aumentar las dosis de cariño, contacto y comprensión, pero sigue siendo posible el cambio.

La crianza y la educación de los menores (adoptados o no) se debe basar en la parentalidad positiva. Un concepto que hace referencia a llevar a cabo acciones que favorezcan su desarrollo tanto a nivel físico como psíquico.

“Por ejemplo, tener una buena comunicación evitando el conflicto, atender sus necesidades básicas y proporcionar grandes dosis de cariño, atención y comprensión. De esta forma, crecerán emocionalmente sanos y podrán adaptarse a las nuevas circunstancias que se les presenten en la sociedad.”

Un caso muy conocido por su gravedad a nivel mundial es el caso de Beth. Una niña que tenía atemorizados a su padres adoptivos y que pasó a ser una mujer totalmente normal gracias a unos buenos cuidados y con la ayuda de terapia psicológica. El caso es tan notable que Beth, en la actualidad, es enfermera y promueve activamente la adopción (al final del artículo pondremos un enlace a un vídeo que da más información sobre el caso).

¿Cómo me pueden ayudar los profesionales?

Esto depende de la persona que necesite la ayuda. Por ejemplo si eres padre o madre, desde la terapia online o con nuestros psicólogos te podremos orientar para trabajar conductas disfuncionales, ejercicios de apego y de apoyo emocional para trabajar con los niños y niñas.

También podemos ayudar a gestionar la frustración o los diversos problemas emocionales que pueda causar esa situación de presión de “querer dar lo mejor de ti mismo”.

Con los menores, es posible que la intervención pueda llevarse de forma online por psicólogos especializados en ese tipo intervención . Pero siempre dependerá de la edad del menor; con edades menores de 8 años puede no ser recomendable y dar prioridad a una terapia psicológica presencial.

Con mayores de 8 años, sería recomendable valorar qué problemáticas tiene el niño / niña para ver si la intervención podría ser mixta (también con los padres) o individual de forma online.

Problemáticas más emocionales o que lleven técnicas que necesiten mayor cercanía siempre será mejor el calor de la cercanía con el terapeuta. Como profesionales siempre tenemos que recordar que se debe hacer la mejor intervención que necesiten nuestros hijos e hijas.

Para adolescentes y adultos no habría ningún problema, se podría llevar a cabo la intervención de forma online o presencial, según las preferencias de cada uno. Aquí ya se podría realizar un trabajo más personalizado, donde la propia persona adoptada con problemas pueda trabajar todas aquellas dificultades que le afectan en su día a día y en la interacción con sus seres queridos.

Si quieres saber más información sobre si podemos llevar a cabo desde TerapiaEnCasa la intervención que necesitas o quieres pedir orientación, escribe a: info@terapiaencasa.es o dale a contacto

Para consultar el perfil de los profesionales que trabajan estas temáticas ve a psicólogos online

Este artículo ha contado con la colaboración de:

Rubén Tovar Bordón

Fundador, Director técnico y Psicólogo Sanitario de terapiaencasa.es

Para mayor información sobre el caso de Beth puedes ver un vídeo sobre la historia:

Imágenes cedidas por freepick.es:

Foto de Amor creado por freepik – www.freepik.es

Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es