Terapia en casa

Imagen de una nube Imagen de una nube Imagen de una nube Imagen de una nube Imagen de una nube

Todo lo que hay detrás de los Trastornos Alimenticios

Por Laura Castellano Genovés, coach y redactora colaboradora de Terapiaencasa.es

Normalmente asociamos el término trastorno alimenticio con la figura de la mujer y esto se debe a muchas cosas, algunas de ellas te las iré comentando en este artículo.

Empecemos por el principio… existen una cantidad muy elevada de patrones comportamentales y estereotipos en la sociedad y que a su vez forman categorías. Estas categorías en muchos casos son estigmatizadas mientras más se alejen de lo que es socialmente “adecuado” “aceptado” o en este caso “bonito”, esto sucede en diversos aspectos y el físico es uno de lo que más lo sufre.

La apariencia física es un factor socialmente muy criticado (en unas regiones y sociedades más que en otras), y las características prototípicas parecen estar muy definidas, se espera que el hombre y la mujer cumplan con estos ciertos rasgos físicos a raja tabla, o al menos en el caso de la mujer en sociedades patriarcales.

Esta constante demanda y presión por obtener el cuerpo “ideal” ha generado en un gran número de personas diversos trastornos, entre ellos los alimentarios, ansiedad, depresión hasta llegar a conductas compulsivas y otras consecuencias mortales.

Foto de Hombre creado por master1305 – www.freepik.es

Pero… ¿Qué es eso del cuerpo ideal?

Todos nacemos con un cuerpo, que como todo tiene sus cosas buenas y malas o con cosas que nos gusten más o nos gusten menos, pero es nuestro, y es el que nos acompañará siempre”. ¿Por qué será que esto no es lo que nos suelen repetir?

Recibimos del ambiente y de la sociedad críticas constantes sobre el estado de nuestro cuerpo, o insistencias de que tenemos que estar de una determinada manera -todo esto lo recibimos de muy diversas fuentes, comerciales en la TV, redes sociales, “Influencers”, vínculos insanos y relaciones tóxicas que podamos tener, etc.- si bien a través de nuestra figura se puede asomar posibilidades o no de enfermedad, no siempre los motivos de las críticas son entorno a la salud.

La exigencia de tener el cuerpo ideal ha existido siempre, el tener una silueta perfecta, cumplir con medidas y peso, o como mínimo, mantener el cuerpo delgado, la piel perfecta, el cabello siempre arreglado y el rostro en excelentes condiciones, ha derivado a una autoexigencia abismal, porque si no se cumple todo esto, pasas a las categorías negativas, y por supuesto eso, “no está bien” y tampoco “gusta”.

Como he comentado antes, estas demandas suelen aplicarse más a las mujeres y no es de ahora, el proceso de socialización patriarcal ha generado que las mujeres no solo se cuiden más para ser gustadas, seleccionadas, y alabadas por los hombres, sino que también seamos competencia entre nosotras mismas. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los hombres, ya que la sociedad suele ser más permisiva en ese sentido – esto no quiere decir que a ellos no se les exija -.

Es por esto que el desarrollo de los distintos trastornos se ha observado en mayor medida en mujeres, buscando una figura que, en gran parte de las ocasiones, es irreal, insostenible y evidentemente, insana.

Foto de Personas creado por wayhomestudio – www.freepik.es

Conocemos como trastornos alimentarios a la Anorexia y a la Bulimia, pero estos no son los únicos trastornos alimenticios, hay alguno que otro más, como el Trastorno por Atracón está caracterizado por la ingesta de cantidades excesivas o bastante superior a lo que cualquier otra persona puede ingerir en ese mismo lapso, sensación de falta de control al momento de comer y hacerlo muy rápidamente, etc. Por otro lado, está el trastorno de evitación de ingesta alimentaria, que se diferencia con la anorexia, en cuanto al temor de las posibles consecuencias orgánicas que genera el comer; el Trastorno de Pica, en el cual la persona ingiere sustancias no alimentarias ni nutritivas y por último, el Trastorno por Rumiación, el cual se basa en repetir o devolver la comida que ya se ha tragado previamente, a la boca y volver a masticarla o escupirla.

La anorexia y la bulimia son trastornos alimentarios y ambos tienen como base una imagen corporal distorsionada, mientras que una persona con trastornos de anorexia evita el consumo de alimentos por miedo a engordar, la persona que tiene trastorno por bulimia nerviosa, hace grandes esfuerzos por vomitar la comida que ha ingerido.

Lo que no se conoce es que hay detrás de estos trastornos alimentarios y eso es lo que vengo a contarte…

El desorden alimenticio, la evitación por ingerir alimentos o sustancias nutritivas, incluso el vomitar lo que se ha comido, no son comportamientos exclusivos de una distorsión de la imagen o un desagrado con el propio cuerpo, en ocasiones hay mucho más que eso.

Las personas que tienen algún tipo de trastornos de alimentación suelen también presentar depresión y/o ansiedad en diferentes niveles, al igual que una escasa capacidad de afrontamiento, resiliencia, manejo del estrés y situaciones conflictivas, un autoconcepto negativo, autoestima bajo, problemas de inseguridad, pueden haber desarrollado un apego inseguro, sufrir de acoso o bullying y un largo etc.

Es por eso por lo que, si bien suele presentarse estos trastornos en personas que no estén conforme con su cuerpo, también se pueden presentar en otras para quienes ese no sea realmente el problema…

Una característica en común que tienen las personas que presentan estos trastornos es el sentimiento de culpa, y puede verse reflejado en muchas conductas porque realmente el trastorno puede ser el mismo solo que la intencionalidad varía.

El dejar de comer o forzarse a expulsar a través del vómito lo ingerido, puede ser visto como formas de castigo. Es interesante plantearse por qué ocurren estas conductas…

¿Qué piensas cuando te fuerzas a vomitar?

¿Qué es eso que necesitas botar?

¿En qué piensas para no atender a los ruidos en tu barriga o para no atender al hambre?

¿Qué has hecho o que te han hecho que necesitas sacar de ti o de tu vida?

¿Por qué te castigas?

Como especie animal que es el ser humano, el comer produce placer. Cuando comemos se activa el circuito del placer en el cerebro, esto sucede aún más cuando ingerimos nuestros alimentos favoritos, y es que, estamos satisfaciendo una de nuestras necesidades básicas.

¿Será que estas personas no sienten lo mismo? O la pregunta puede dirigirse más a ¿Por qué no se permiten sentir este placer?

Adoptar estas conductas, es correr un riesgo muy elevado para la salud, de hecho, la anorexia es la enfermedad mental con mayor tasa de mortalidad.

Son muchos los jóvenes que presentan este trastorno, y si bien suele presentarse en mujeres, la presencia en jóvenes masculinos ha ido en aumento.

Foto de Abstracto creado por freepic.diller – www.freepik.es

En principio son enfermedades que pueden pasar desapercibidas hasta que los efectos sean notorios, entre ellos, los problemas gastrointestinales agudos y crónicos, la pérdida de talla y peso, el color y brillo de la piel también cambia, las facciones del rostro se evidencian aún más como los pómulos, mandíbula, la tonalidad de las ojeras se oscurece, añadido a los cambios de humor, aumento de la fatiga, mayor inestabilidad emocional, se pueden presentar como hemos dicho otros trastornos e incluso desmayos y aun así parecen no ser señales suficiente para darnos cuenta o para pedir ayuda.

…Mientras tanto, seguimos en un entorno que nos refuerza que el verse delgado/a es bonito sin lograr entender los limites entre lo saludable y el riesgo, hasta qué punto nos podemos ver de manera distorsionada o sencillamente evaluar por qué no nos aceptamos a nosotros mismos tal y como somos, sin importar el qué dirán…

Lo más común es que cuando se logra detectar, ya han pasado años desde el inicio de la enfermedad con lo cual, en la mente de la persona, está más que instaurada ese repertorio conductual y reforzado tanto por sí mismo como por lo que recibe de su entorno.

Por supuesto, si no es tan evidente los cambios corporales, mucho menos lo serán los cambios que suceden en la psique de la persona, es por eso tan necesario atender a los temas de conversación, sus gustos, conductas como evadir quedar para comer, o si pasado cierto tiempo después de comer suele presentar alguna excusa para ausentarse, si la persona es muy cerrada o comenta tener algún problema familiar, escolar o de cualquier índole, si es una persona que repite ciertos temas, etc.

Es probable que, si has leído este artículo, sea un tema importante para ti, ya sea porque conoces a alguien que puede presentar alguno de estos trastornos o que tu mismo/a te sientas identificado. Recuerda que nunca es tarde para pedir ayuda y nosotros desde Terapiaencasa.es estamos aquí, cuando tu quieras. No dudes en contactar con nosotros en info@terapiaencasa.es o dándole a contacto

Para consultar mi perfil y el de mis compañeros/as ve a psicólogos online

Si quieres leer más artículos como este ve a nuestro blog. Te recomendamos los artículos: «Los mejores psicólogos online de España» y «¿Lo que siento es solo afecto o es dependencia emocional?».

Fotos cedidas gratuitamente por freepik.es:

Foto de Hombre creado por master1305 – www.freepik.es

Foto de Personas creado por wayhomestudio – www.freepik.es

Foto de Abstracto creado por freepic.diller – www.freepik.es